Cena del Fan Club “que llegue pero que no pase”!, por Laura Fernandez

10419494_735604636531249_6811570131630670656_n“Que llegue pero que no pase”, esta es la frase que da vueltas en mi cabeza desde el momento que anuncian la fecha de la cena hasta que llega el tan esperado día… Y por fin llegó, y con mucha pena podemos decir también que ya pasó…

Tanto tiempo esperándola para que pase tan rápido, aunque nada nos puede quitar ya todo lo que hemos vivido, los momentos y los recuerdos que nos llevamos de esa noche son imborrables.

Aún recuerdo como el año pasado al acabar la cena les comenté a los presis, a nuestros presis, “esta cena va a ser muy difícil de superar”, pues un año después puedo decir que me equivocaba, por difícil que parezca superar la anterior, llega la siguiente y supera todas las expectativas, cada una en su estilo, cada una hace que sea diferente, la de este año ha sido familiar, divertida, emotiva y especial, muy especial en todos los sentidos.

Lo más importante para todos nosotros es que Dani se sienta a gusto entre nosotros, y creo que un año más lo hemos conseguido, desde el primer minuto hasta el último le vimos disfrutando, agradecido, entregado, atento y cómplice con su gente.

Hubo momentos para todo y para todos, desde los ya clásicos cánticos para Dani, los esperados y merecidísimos reconocimientos a distintos miembros del club, hasta la nueva y divertida manera de repartir los tan deseados obsequios en forma de concurso, sin olvidarnos de las risas y como no de las lágrimas, lágrimas de emoción y lágrimas de felicidad, sobretodo en el momento en el que se proyectó el vídeo de la cena, vídeo íntimo hecho directamente desde el corazón, y con un claro mensaje para Dani, vídeo que pone los pelos de punta desde el primer momento que lo ves.

Lágrimas también que aparecieron al escuchar las palabras que Dani nos dedicó al recibir el regalo del fan club, un amuleto regalado con toda la ilusión del mundo y que esperamos le haga llegar toda nuestra energía de aquí en adelante, y del que el propio Dani quiso añadir: “la magia de este amuleto la ponéis todos vosotros”, dejándonos a todos muy emocionados.

Pero sin duda, la esencia de la cena de fin de temporada es poder disfrutar de la presencia de Dani junto con toda esta gran familia que hemos formado. Emoción desde el momento de los reencuentros hasta el momento de las despedidas, diversión durante toda la noche y grandes momentos que quedaran grabados ya para siempre en nuestras retinas. El habernos encontrado y el poder disfrutar juntos de esta gran afición que nos ha unido no tiene precio, creo que no exagero cuando digo que esto más que un club es un tesoro.

Ha sido un cierre de año de diez, y solo puedo ya agradecer a toda la gente que ha hecho posible esto, a Dani por haber hecho que gracias a él nos hayamos podido conocer, a su gente más cercana por la atención que nos prestan siempre, a todas y cada una de las personas que pertenecen a esta familia, todos y cada uno de ellos hacen que esto sea tan especial, al hotel que otro año más nos ha brindado una cena exquisita, a las personas que ayudan para que esa noche salga todo perfecto, y sobre todo a nuestros presis, por hacer posible todos y cada uno de los momentos que llevamos vividos, una vez más, un millón de gracias, gracias por todo y por tanto.

Ahora llega el merecido descanso para todos, descanso para recargar pilas, para renovar ilusiones y para empezar con más fuerza si cabe un año del que contamos las horas que faltan para que empiece.
2015, te esperamos con toda la ilusión del mundo. ¡Nos vemos pronto familia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Código Seguridad:

Top